Logo

LAS PERAS DEL PUEBLO Y LA EVOLUCIÓN DE LAS ESPECIES

El pasado fin de semana fui al pueblo de visita. Y a la vuelta, cómo no, traje una buena bolsa llena de frutas y verduras que mis padres cultivan ahí. Esta vez el cargamento fue de tomates, berenjenas, calabacín, pimientos y peras. Unas peras feas, duras al tacto, de formas retorcidas y aspecto totalmente desconsolador. 

Frutas y verduras del pueblo​Pues hoy me he dicho, "vamos a ver a qué sabe esto". Y a la hora de la merienda he lavado una pera con desgana. Dura al tacto como un demonio. Pero amigos míos... es el trozo de fruta más sabroso que he probado en mucho tiempo, y eso que a mí tan solo me gusta la fruta cuando, estando muy madura, llega a su máximo dulzor. Y de dura nada, la dureza perfecta, la textura justa, jugosa, abundante, refrescante...

Siempre que como algo cultivado en el pueblo no puedo evitar acordarme de los gusanillos. Con frecuencia encuentro vida animal dentro de las frutas y verduras que traigo del pueblo. No me molesta encontrar un gusano en una manzana, siempre pienso en que hubiese sido peor encontrar nada más que medio gusano. Desde hace años es rarísimo encontrar gusanos en las frutas y verduras de los supermercados.

Cuando se explota industrialmente un cultivo, los parámetros de cultivo son bastante menos azarosos que los del pueblo. En muchos casos son plantas seleccionadas durante varias generaciones, de forma que no va a haber sorpresas y se sabe de antemano qué plaguicida hay que usar y cuándo, cuántos días tardará en darse la flor, cuántos en aparecer el fruto, cuántos días madurarán en la planta, la forma de los frutos, el tamaño promedio, el volumen dado por planta y la vida promedio de cada planta.

Este tipo de selección es a la que llamamos selección artificial, pero no deja de ser lo mismo que la selección natural, sí, la de Darwin, pero de forma dirigida y por tanto con resultados en tiempos record. En pocas generaciones de plantas obtendremos lo que el cliente busca. ¿Y qué busca el cliente?. Cuando vamos al expositor de manzanas en muchos casos escogemos las más esféricas, de piel más lisa, de tono más uniforme... buscamos un estándar de manzana que tenemos ya en mente. Y por supuesto, sin gusanos dentro. Es cuestión de pocas generaciones el que la selección de cepas y cruces entre ellas nos proporcione las cualidades físicas deseadas en nuestras frutas y verduras, el éxito de los cruces se mide en éxito de ventas.

Si por cualquier razón los usuarios comenzásemos a demandar un gusanito en cada pieza de fruta, no me cabe duda de que la industria encontrará la manera de proporcionarnos un gusano, y sólo uno, en cada pieza de fruta. Todo sea por el negocio. El tema es que no sé si entre estos ideales de perfección para nuestras frutas, nosotros, los usuarios, hemos presionado suficientemente a la industria pensando en el sabor. Y creo que ahora mismo seguimos comprando las mismas insulsas frutas porque sencillamente ya no hay más en el mercado. En todo esto me ha hecho pensar esta desconcertante pera que me he tomado a la hora de la merienda.



Built over Redsauce HandBook Technology | Formulario de contacto